viernes, 14 de febrero de 2014

TRASTORNOS MENTALES Y ABUSO DE SUSTANCIAS



The Lancet revela, en dos nuevas investigaciones, cuál es la carga mundial de morbilidad y mortalidad por los trastornos mentales y uso de drogas ilícitas. 

La carga mundial de mortalidad y morbilidad atribuible a los trastornos mentales y abuso de sustancias ha aumentado de manera constante en las últimas dos décadas, de acuerdo a dos nuevos estudios basados en los datos extraídos del Estudio de la Carga Global de la Enfermedad 2010(realizado en 187 países), y publicados recientemente en la Revista The Lancet.

El primer estudio, titulado "Global burden of disease attributable to mental and substance use disorders: findings from the Global Burden of Disease Study 2010", halló que entre 1990 y 2010 la carga global de los trastornos mentales y por sustancias se incrementó un 37,6%, impulsado principalmente por los cambios en el crecimiento demográfico y el envejecimiento. Asimismo comprobaron que las adicciones y los trastornos mentales fueron la principal causa mundial de toda la carga de enfermedad no mortal. Sin embargo, las tasas de tratamiento para las personas que sufren estas patologías son bajas incluso en países desarrollados. 

Según los investigadores australianos que participaron en esta investigación, dentro del grupo de trastornos mentales y de uso de sustancias, los trastornos depresivos representan el 40,1% de los años perdidos debido a la mala salud, discapacidad o la muerte temprana. Seguidos por los trastornos de ansiedad (14,5%), la dependencia de drogas (10,8%) y los trastornos por consumo de alcohol (9,5%). Y fueron los trastornos alimenticios, de conducta infantil y los trastornos generalizados del desarrollo los que, conforme a estos autores, contribuyeron al 8,7% de los AVAD (años de vida ajustados por discapacidad). 

Por otra parte, según "Global burden of disease attributable to illicit drug use and dependence: findings from the Global Burden of Disease Study 2010", el segundo estudio de The Lancet, la carga global de la enfermedad debido al consumo de anfetaminas, cannabis, cocaína y opiáceos (incluida la heroína) se incrementó en un 52% entre 1990 y 2010, y son los países de altos ingresos los mayores consumidores de drogas. Específicamente, se observó que la dependencia de anfetaminas y opiáceos fueron las dos formas más comunes de la dependencia de drogas ilícitas en todo el mundo. Además, se halló que la mayoría de las personas dependientes de drogas eran varones (64% para el cannabis y las anfetaminas, 70% para los opiáceos y la cocaína). Otro de los descubrimientos de este estudio global: el suicidio fue otro importante contribuyente a la carga de drogas ilícitas, ya que es una causa común de muerte entre los consumidores habituales de cocaína, anfetaminas y opiáceos.


Olga García Bermúdez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada