viernes, 31 de enero de 2014

¿EL CONSUMO DE MARIHUANA PUEDE PRODUCIR ESQUIZOFRENIA?

El año pasado publicamos los resultados de un estudio que sugerían que el consumo de marihuana podría provocar el desarrollo de la esquizofrenia. Pero, hace unos días, los investigadores de la escuela de medicina de Harvard publicaron una investigación en el Journal Schizophrenia Research que contradice los resultados anteriores. Según ellos, al comparar las familias con historia de esquizofrenia y aquellos sin dicho historial, los resultados demuestran poca evidencia de que el consumo de marihuana cause esquizofrenia.

Según los investigadores esta es la primera investigación familiar que examina a los consumidores de cannabis no psicóticos y sujetos no consumidores como dos muestras independientes adicionales, permitiendo así examinar si el riesgo de sufrir esquizofrenia aumenta en los familiares de los consumidores de cannabis que desarrollaron esquizofrenia comparado con los usuarios de cannabis que no desarrollaron esquizofrenia, así como también si ese riesgo mórbido es similar o diferente al de los pacientes con esquizofrenia que nunca usaron cannabis.

Para determinar si el riesgo familiar de esquizofrenia es un factor crucial subyacente a la relación entre el desarrollo de la esquizofrenia en adolescentes y el fumar marihuana, los investigadores reclutaron a 279 sujetos que fueron divididos en cuatro grupos:
·         Control N°1: 87 sujetos no psicóticos que no consumían drogas.
·         Control N°2: 84 sujetos no psicóticos que consumían cannabis.
·         Muestra N°1: 32 Pacientes con psicosis del espectro esquizofrénico, que no consumían cannabis.
·         Muestra N°2: 76 pacientes con psicosis del espectro esquizofrénico que consumían cannabis.

Los investigadores, a través de entrevistas estructuradas, recolectaron información de todos los familiares de los participantes de primer, segundo y tercer grado, así como también información sobre cualquier otro pariente que haya tenido historia de enfermedad psiquiátrica.

Luego, analizaron los datos con cálculos de riesgo de morbilidad y frecuencia familiar, lo que les permitió concluir que tener un riesgo familiar incrementado para la esquizofrenia es la base subyacente para la esquizofrenia en estas muestras, y no el uso de cannabis.

“Mientras que el uso de cannabis puede tener un efecto sobre la edad de inicio en la esquizofrenia, es poco probable que sea la causa de la enfermedad”, concluyeron los investigadores.


Olga García Bermúdez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada